"Tras los tupidos laureles del éxito, hay noventa y cinco por ciento de trabajo y cinco por ciento de talento"

Maya Plisétskaya

Los personajes del libro

Margarita

Margarita es una niña de 7 para 8 años. Ella como muchas de las niñas y niños de su edad además de ir a la escuela, asiste después de clase a ballet. Para la pequeña Margarita el ritual de ir a Ballet después del colegio, cambiarse en el vestidor con las demás alumnas, aprender los ejercicios y estar atenta la hora y media que dura una clase, era todo un reto. Concentrarse al máximo y conseguír seguir la clase era la mayor alegría y satisfacción que podía sentir junto...

Profesora Karaskova

La profesora Karaskova es una maestra considerada de “las buenas” entre las demás academias. Es muy exigente y severa pero también paciente. Ha nacido en Tbilisi, capital de Georgia. Es ya una mujer mayor, tiene cerca de 80 años. El movimiento de sus brazos son los mas bellos que Margarita había visto, eran los brazos mas hermosos del mundo. Era como ver a un precioso cisne. La profesora Karaskova siempre explicaba a las niñas “Los brazos expresan la melodía, los sentimientos que llevan en el corazón cada bailarina.” Karaskova...

Adelina

Pianista de la Prof. Karaskova. Adelina toca el piano con sentimiento y de esta manera lo transmitía a través de las notas musicales. Adelina es la amable pianista que colocando sus partituras de las piezas musicales en el piano acompañaba los ejercicios. Siempre saludaba con la cabeza a las niñas, su mirada es muy reconfortante y las animaba durante toda la clase, la querían mucho. Le gusta tomar el té y conversar de música con la Prof. Karaskova.   Puede compartirlo: Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google+...

Mamá de Margarita

La mamá de Margarita es una mujer creativa y apasionada por la danza. La apuntó a clases sabiendo que a Margarita también le apasionaba ver a las preciosas bailarinas en los increibles videos de ballet que juntas miraban en casa. Comenzó a estudiar ballet desde pequeña y actualmente iba cada semana a sus clases de danza clásica y moderna. Su madre siempre le decía que todo se conseguía con: la perseverancia, la constancia, la disciplina y el esfuerzo en el trabajo. La mamá le había explicado a Margarita que...

Olga

Sobrina de la Profesora Karaskova. Estudiante en la Academia Estatal de Coreografía de Moscú, más conocida como Escuela de Ballet del teatro Bolshói, una de las más antiguas y prestigiosas de Rusia. Increiblemente blanca, de ojos verdes, delgada con largos brazos finos y etereos; vestía casi siempre un tutú blanco de ensayo encima de unas mallas rosas muy suave. Bailaba dentro de sus zapatillas de puntas. Era lo más bonito que Margarita había visto en directo tan cerca, jamás. Olga siempre se está preparando, estudiando, practicando. Llevaba unas puntas...

Amiga de Margarita

Mejor amiga y compañera de colegio de Margarita desde P5. Las dos amigas son bien diferentes hasta de carácter, pese a tener la misma altura, Margarita de pelo rubio y ondulado y ojos claros, mientras ella era morena de pelo lacio y ojos de color miel, pero las dos eran “mejores amigas” porque se comprendían y apoyaban mucho cuando las cosas no salían como deberían. Durante las clases de ballet Margarita y su amiguita se miraban sonrientes y seguras. Ambas empezaban a entender que en el ballet todo son...

Papá de Margarita

El papá de Margarita es informático y ama a su hija. Cada mañana la acompaña al colegio y siempre que su trabajo se lo permite va a buscarla a las clases de ballet. Siempre expresa su amor, confianza y seguridad a su hija, permitiéndole desarrollarse plenamente y feliz. Tras un día entero de trabajo desea llegar a casa y sentarse a descansar pero cuando ve a su pequeña hija caminar hacia él para darle el beso de bienvenida todo el peso de la jornada desaparece. Margarita trata a su...

Sobre mi creación

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa. ”
Mahatma Gandhi (1869 – 1948)

Bailarinas, en dehors y en dedans. ¡Esfuerzo, constancia, disciplina y ballet! es un cuento infantil para ser leído y disfrutado por niños y adultos.

Siempre he creído que los libros enriquecen y nos llevan de la mano a bucear en historias, y en riquísimos contenidos; y por eso, opino que es uno de las mejores modos de inculcar valores y una cultura general y básica a los niños, pues si logramos establecer la lectura como un saludable hábito, podremos darles la sensibilidad necesaria y suficiente como para trasmitir sentimientos y experiencias que de otro modo serían difíciles de expresar.

El acto de leer o el de hojear un libro y apreciar sus ilustraciones o fotografías, estimula la inteligencia, la imaginación y la creatividad de todos, pero muy especialmente de los niños.

Hacia tiempo que deseaba escribir este libro para niñas, para intentar que valores que hoy en día parecen un tanto demodé, volvieran a tener su lugar destacado entre las cosas importantes, pues según creo, es el sitio que les corresponde.

Capítulo uno (fragmento)

—¡Arriiiiiibaaaaaaa! ¡Arriiiiibaaaaaa! ¡Estiren las puntas, estiiiiireeeen las rodiiiillaaaaas! ¡¡Respiiiiirennn, allongé!!

La profesora Karaskova indicaba a sus alumnas cómo tenían que realizar el adagio que les había marcado para trabajar en la barra.

—Lento, suave, muy suave —les decía—. ¡Más arriba! Leeeeeeentoooo, que la pierna baje lentamente… Raz, dva, tri, chitiri. —Karaskova contaba los tiempos musicales en ruso.

Hacía una hora que Margarita había salido del colegio. Era lunes y ya estaba en la escuela de danza para recibir su clase de ballet. A menudo se preguntaba por qué iba a estas clases. De hecho, le gustaban. Le encantaba ponerse su maillot negro, las medias y calzarse las zapatillas de media punta que se amoldaban a sus pies como suaves guantes de piel rosa. Y le gustaba entrar en la sala. La escuela de danza estaba en un edificio antiguo y muy señorial, con unas escaleras que conducían desde la calle a la puerta principal, una gran puerta detrás de la cual unas preciosas escaleras llevaban, en semicírculo, a las salas del primer piso donde se impartían las clases.

La receta del éxito en la vida

PRÓLOGO - Por Iratxe de Arantzibia

"Bailarinas en dehors, en dedans”

de Carolina de Pedro


Esfuerzo, constancia, disciplina y unas dosis de paciencia son los ingredientes imprescindibles para conseguir alcanzar las propias metas en la vida. Ése es el diáfano mensaje de “Bailarinas en dehors, en dedans”, cuento nacido de la fecunda imaginación de Carolina de Pedro Pascual, con la colaboración de Montserrat Oller en la redacción, y ambientado en el mundo del ballet.

En la era actual, en la que la inmediatez parece la norma, es de apreciar textos en los que se inculquen valores tan poco en boga como los anteriormente mencionados. Vivimos en una época de la premura, del aquí y ahora, de la cultura de lograr las metas con el menor esfuerzo y dedicación, de lanzar un mensaje a los cuatro vientos en apenas un segundo gracias a las redes sociales. Frente a ello, historias como la de la joven estudiante de ballet Margarita nos enseñan que para coronar la cumbre, para desarrollarse completamente como persona y profesional, para cumplir un sueño, se necesita la perseverancia en unos valores que pueden parecer anticuados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Click en este ENLACE para mayor información. ACEPTAR